Con la llegada del frío posiblemente cambiemos los planes de playa por los de montaña y aprovechemos los fines de semana para ir a la casa del campo o bien pueblo. Te planteamos que aproveches estas datas para pintar las rejas de tu casa y poder ponerla a punto para el invierno.

Si bien no parezcan esenciales, las rejas son uno de los elementos que primero se ven de nuestra casa. De ahí que, contribuyen a formar la primera impresión que tienen nuestros visitantes y es recomendable tenerlas en buen estado.

Además de esto, no suponen un gasto muy elevado y, no obstante, cambian de forma notable la apariencia de la residencia.

Ahora, te explicamos que 3 factores debes tomar en consideración si decides pintar tus rejas.

Revisar el estado de las rejas

La mayor parte de las rejas se hallan en el exterior de la casa, por consiguiente, están sumamente expuestas a las distintas condiciones climatológicas. Padecen las elevadas temperaturas del verano y las lluvias en invierno.

Por tal razón, la primera cosa que debes hacer es revisar el estado de las rejas y adecentar lo mejor posible la estructura y remover los restos de corrosión o bien moho que se hallen.

Una de las maneras de suprimir el óxido es raspando la superficie con un cepillo de cerdas duras.

Por otro lado, recuerda que para pintar las rejas es conveniente su desinstalación. Para desencajar la verja, vas a deber usar una herramienta singular, después debes efectuar la limpieza de exactamente la misma para más tarde comenzar a pintar.

Seleccionar la pintura conveniente

Cuando pintamos cualquier superficie o bien estancia pretendemos que el resultado final sea el mejor posible mas, sobre todo, que tenga durabilidad.

La pintura que usemos para pintar una reja es fundamental y debe de tener unas peculiaridades singulares. Lo aconsejable es decantarse por una pintura anticorrosiva y selladores que contribuyan a eludir la aparición de moho y reduzcan el óxido.

Sin embargo, asimismo podemos aplicar tras la pintura anticorrosiva, un esmalte sintético que aporte un acabado refulgente y permeabilidad. De esta forma, vamos a facilitar la limpieza de las rejas.

La importancia de elegir el color

La elección de los colores es esencial y tiene una enorme influencia en el resultado final. De ahí que, ya antes de decantarnos por un color debemos tomar en consideración el estilo de la casa para conseguir que el color que escojamos tenga congruencia y armonía con el resto de los elementos.

Por poner un ejemplo, no es exactamente lo mismo una casa con predominio de la piedra que de la madera, o bien con la testera de un tono caluroso que de un tono frío.

El color más empleado para pintar rejas es el negro. Esta tonalidad adquiere un brillo potente, acostumbra a atenuar las imperfecciones o bien suciedades de las rejas y no desarmoniza con prácticamente ningún color.

Una combinación muy favorecedora visualmente es pintar las rejas en negro y los pequeños detalles ornamentales de estas en dorado avejentado.

Por su lado, el blanco es el otro gran color que prevalece en la pintura de rejas. Esta alternativa es compleja, si bien podemos perder detalles de las verjas.

Para finalizar, desde tu-pintor.es te recomendamos dejar esta labor a cargo de pintores profesionales para asegurar un genial resultado y la utilización de las pinturas más apropiadas y de calidad para pintar rejas.